Recomendaciones Green Wash en el Exterior

  • Después de un viaje largo, limpie los insectos que hayan quedado adheridos a la carrocería. Tienen un alto contenido de ácido que puede dañar y perforar la chapa. Por la misma razón, elimine en seguida los excrementos de pájaros adheridos a la carrocería.
  • No deje su vehículo estacionado al sol durante mucho tiempo, ya que los rayos solares degradan el color de la pintura y de los plásticos del habitáculo (provocan decoloración).
  • Evite poner adhesivos en la carrocería. Con el paso del tiempo, se degradan y afean el aspecto de su vehículo. Y si intenta eliminarlos mediante sistemas caseros, queda marca.
  • Además del exterior, es necesario que limpie regularmente los bajos del vehículo, sobre todo en verano. El alquitrán que desprende el asfalto por el calor puede provocar daños.
  • Por el contrario, en invierno el peligro es la sal vertida en las carreteras para evitar el hielo. El salitre corroe los bajos de los coches, por lo que es necesaria una limpieza inmediata.
  • Limpie también los discos, tambores y componentes visibles del sistema de frenado. Las pastillas de freno desprenden filamentos metálicos que se oxidan si no los elimina.
  • También es recomendable que limpie periódicamente los cercos de las puertas y el compartimento del depósito de combustible. Acumulan suciedad que tiende a incrustarse.
  • Así mismo, es necesario limpiar y tratar regularmente los acabados niquelados exteriores (como tiradores, embellecedores, etc.), ya que pierden su brillo y acaban quedando mates.
  • Utilice un producto adecuado para limpiar y tratar los parachoques de plástico. Esto le permitirá devolverles su aspecto original, evitando que queden opacos y sin brillo.
  • Para evitar arañazos en las lunas, cambie periódicamente las escobillas de los limpia-parabrisas. Al estacionar, si cree que helará o nevará, levántelas para que la goma no se pegue al cristal debido a la acción de frío. Y si una luna se agrieta por el impacto de alguna piedra, tenga en cuenta que existe la posibilidad de repararla sin necesidad de cambiarla.

¿Sabía que…?

La mayoría de los pequeños arañazos que sufre la carrocería se pueden tratar para eliminarlos o disimularlos con productos especiales.

Esto mejora el aspecto del vehículo y le ahorrará muchas reparaciones de chapa y pintura.

Consulte en su centro de lavado.